¿Investigadores o espías?: los detectives privados, en el límite del bien y del mal

La figura del detective privado parece más propia de las novelas de Dashiell Hammett o las películas de cine negro que de la vida real. Pocos saben qué hacen y cómo trabajan las agencias de detectives. Sólo sabemos algo de ellas cuando sale a la luz un escándalo de compraventa de información, o una corruptela política, que las lleva a las portadas de los periódicos. Tras el polémico caso de Método 3, ha llegado la tercera fase de la Operación Pitiusa, que ha acabado con la detención de una treintena de personas entre detectives, directivos de empresas, guardias civiles y policías. Pero, ¿sabemos distinguir a un espía de un detective?



Podemos ayudarte